Delegación Especial de Hacienda


Inicio - Delegación de hacienda - Estructura Delegación

Estructura Delegación

Funciones de la Delegación Especial de Hacienda

Corresponden a Intervención Provincial las funciones de control de la gestión económico-financiera y presupuestaria de la Diputación y de sus Organismos Autónomos. En consecuencia fiscaliza documentos o expedientes que den lugar a reconocimiento de derecho y obligaciones de contenido económico. Participa en la ordenación de los pagos, comprobando la aplicación de las cantidades destinadas a obras, suministros, adquisiciones y servicios. Realiza la recepción y comprobación de los justificantes de los mandamientos, e interviene los ingresos y fiscaliza todos los actos de gestión tributaria. Finalmente, informa el proyecto de presupuesto, realiza los informes y propuestas, en materia económico-financiera, que se le soliciten.

Corresponde a la Tesorería Provincial la gestión de todos los recursos financieros, sean efectivo, valores o créditos, de la Diputación y de los Organismos Autónomos. Entre las funciones principales respecto de los recursos financieros están recaudar los derechos generados y pagar las obligaciones contraídas; servir al principio de unidad de caja, mediante la centralización de todos los fondos y valores generados; distribuir en el tiempo las disponibilidades dinerarias para la puntual satisfacción de los pagos, responder de los avales contraídos, etc. Asimismo, corresponde al Servicio de Tesorería elaborar las Ordenanzas Fiscales de la Corporación y negociar con las entidades financieras las condiciones de los créditos a suscribir.

El Servicio Provincial de Administración Tributaria (SAT) también se encuentra adscrito a este Delegación Especial de Hacienda a través de la Tesorería Provincial. Fue creado por la Diputación de Almería para llevar a cabo la gestión tributaria, recaudación e inspección de los tributos locales de los municipios, que así, se lo deleguen.

Estructura Orgánica de la Delegación Especial de Hacienda